• "SÍGUEME"


    22 de enero: Jornada de Infancia Misionera 2017
  • INFANCIA MISIONERA


    Demos voz a los niños, son parte de la Iglesia y parte importante
  • ¿QUÉ ES INFANCIA MISIONERA?


    Una obra del Papa que promueve la ayuda recíproca entre los niños del mundo
  • ¿CÓMO AYUDA INFANCIA MISIONERA?


    Con cerca de 17 millones de euros de ayudas enviadas y más de 2.700 proyectos atendidos
  • ¿CÓMO PUEDES AYUDAR?


    Tu donativo servirá para que miles de niños puedan llevar una vida digna

18 de enero de 2017

SIGUEME

El lema esta claro, Jesús invita a los niños a seguir sus pasos, y nosotros tenemos que acompañarles en ese camino. La convocatoria de la jornada de la Infancia Misionera de el próximo domingo dia 22, que celebraremos en las distintas parroquias de la diócesis con diversos y distintos actos preparados por párrocos y catequistas, tendrán un fuerte lazo común en todos ellos: los niños serán los protagonistas absolutos en la senda del camino marcado por Jesús, donde la justicia, la solidaridad, la libertad, el amor , la dignidad, la esperanza, la paz,, es el mensaje que ellos deben interiorizar y transmitir y sobre todo deben vivir, y poner en práctica en su día a día. La concienciación de las distintas realidades de los niños en el mundo y su compromiso con ellos como cristianos es el objetivo de esta escuela de esta escuela de formación en la fe, a través de los ojos de muchos de nuestros misioneros y mostrándoles la infancia de otros niños en los territorios de misión.
Este domingo estaremos todos ahí, ayudando a a nuestros niños a aprender a ser misioneros
Todo el material necesario para los actos de Infancia Misionera lo podéis descargar en el enlace: http://www.infanciamisionera.es/p/materiales.html

3 de enero de 2017

Opción por lo pequeño

Opción por lo pequeño

Por Anastasio Gil
Director de OMP en España

La celebración de la Jornada de Infancia Misionera el cuarto domingo de enero es una invitación a las comunidades eclesiales, donde los niños se están iniciando en el conocimiento de Jesús, la celebración sacramental, el aprendizaje de la vida evangélica, y el compromiso apostólico y misionero. La Jornada de Infancia Misionera 2017, con su lema "Sígueme" incide especialmente en la tercera dimensión, la práctica de la vida cristiana, siguiendo el rastro de Jesús.

El 22 de enero con la Jornada de Infancia Misionera, la Iglesia en España invita a los fieles a remansar la mirada en los más pequeños y celebrar con ellos una jornada misionera. Apenas cerrado el tiempo de Navidad, en el que hemos contemplado a Dios hecho niño, se enciende una nueva luz que ilumina la expresión de estos pequeños: ahora es en sus caras donde seguimos contemplando el rostro de Dios.

Los niños, los más vulnerables
Esa contemplación de los niños y de su fragilidad suscita en los mayores una especial cercanía y complicidad. Cualquier noticia que denuncia su sufrimiento y exclusión es causa de dolor y de compromiso por subsanar estas situaciones. Niños abandonados, sometidos a trabajos físicos más allá de sus capacidades y de sus derechos, víctimas de comercio o de la droga...; realidades que parecen no tener remedio, porque la frecuencia y diversidad de estos atropellos se multiplica, a pesar de las denuncias y alarmas sociales. 
Tal es la repercusión que esta indefensión tiene en la sociedad que en 1924 se hizo pública la Declaración de los Derechos del Niño de Ginebra, y hace exactamente 70 años nació UNICEF. También en España se ha aprobado una Ley de la Infancia. Pero se vuelve a constatar la fractura entre la legislación y el egoísmo de algunos sectores de la sociedad. Basta asomarse a los medios de comunicación para comprobar que, pese a estas cautelas legislativas y tantas declaraciones de condena, la infancia sigue siendo víctima de la violencia doméstica, el tráfico de órganos, el trabajo inapropiado, el abuso sexual o la eliminación de los concebidos no nacidos.
De nuevo es necesario asomarse al Evangelio y descubrir que, para Jesús, los niños son más que seres dignos de respeto y protección, objeto de atención personal, educativa y social. Hay un plus que brota de la novedad del Evangelio: los niños pasan a ser protagonistas de su propio destino. En la mentalidad judía, pertenecían a la categoría de los “sin dignidad”. Pero Jesús realiza un cambio jerárquico, colocando en el centro del anuncio a las categorías marginadas. Así, el niño aparece en el punto de partida y de llegada del Reino.

Dar y recibir, siguiendo a Jesús
Muy a menudo, este Reino que Jesús describe en las parábolas se compara a algo muy pequeño que llegará a ser muy grande: la semilla de mostaza, el grano de trigo, la pizca de levadura... Jesús mismo quiso vivir la experiencia de la infancia, pasando treinta años en la sencillez y el ocultamiento. Su ejemplo ha sido secundado por la Iglesia. Clara manifestación de esta opción es la Obra que nació en 1843, cuando el obispo de Nancy (Francia), Mons. Forbin-Janson, descubrió en los niños de su diócesis el medio más eficaz para cooperar en la evangelización de los más pequeños. Ahora son más de 130 los países donde los niños, por una parte, reciben de Infancia Misionera las ayudas necesarias para evitar tantas situaciones dramáticas; pero, además, ellos mismos asumen el compromiso de ayudar a otros niños, convirtiéndose, efectivamente, en protagonistas de una bonita historia de solidaridad.
Los frutos no se hacen esperar, porque en el carisma fundacional se contempla el don de la reciprocidad. No hay unos, ricos, que dan y otros, pobres, que reciben. Todos, los de aquí y los de allá, dan de lo que tienen. Y, en muchos casos, más de lo que tienen, porque implican a los mayores en este ejercicio de donación. También reciben, y mucho. Porque el niño de Infancia Misionera recibe ante todo la oportunidad de salir de sí mismo e iniciar el recorrido de la fe, con sus educadores, catequistas y padres.

El itinerario se inicia el primer domingo de Adviento. Ellos tienen la oportunidad de descubrir cómo resuena la voz de Jesús, que cada domingo les dice al oído: “Sígueme”. Esta primera etapa culmina saliendo a las calles como “sembradores de estrellas”. A la vez, van preparando la “hucha del compartir”. Pasada la Navidad, se inicia la recta final, hasta la gran celebración del 22 de enero, cuando los pequeños presentan en la eucaristía las huchas repletas para los niños que más lo necesitan y, a cambio, reciben la mirada de complicidad de Jesús, que les anima a seguir subiendo por la escala del “Sígueme”, como muestra el cartel de la Jornada.

9 de diciembre de 2016

DIA DEL MISIONERO DIOCESANO

El pasado sábado día 3 de diciembre, coincidiendo con la onomástica de San Francisco Javier, patrón de las Misiones, celebramos en nuestra diócesis, el día del Misioneros Diocesano. Acto que realizamos anualmente en nuestra delegación, donde pasamos un estupendo día con las familias de los misioneros que están lejos de nuestra tierra..
El acto se inició a las 12h, con la celebración de la Eucaristía en la parroquia de San Sebastián, oficiada por nuestro delegado, y misionero durante más de 20 años en Perú, D. Emigdio del Toro Medina. Donde rezamos por todos los misioneros que dejaron nuestra diócesis´para ir a llevar a Jesús y sus enseñanzas a remotos lugares, donde nunca han oído hablar de El, y donde tanto necesitan de su amor y enseñanzas.
Tras la misa pasamos a la Casa de la Iglesia y compartimos una muy agradable charla y comida, consistente en las distintas viandas que entre todos los asistentes ponemos a la mesa,
Tras varias horas de charla y ponernos un poco al día de las maravillosas labores que realizan estos misioneros, contadas por sus familiares, saber de su estado de salud y sobre todo de la fé con la que viven su Misión, con las mismas ganas que el primer día, a pesar de que la gran mayoría de los misioneros de nuestra diócesis son de una avanzada edad y llevan muchisimos años en misión adgente.
A pesar de estar un horrible día lluvioso y húmedo, la reunión fue muy calurosa y entrañable. Sobre las 5 de la tarde nos despedimos, no sin antes dar  Gracias al Señor por este maravilloso encuentro, y quedamos emplazados para un nuevo encuentro el año próximo

22 de noviembre de 2016

Guía para el Adviento Misionero 2016

Vivir el Adviento con corazón misionero, es el objetivo de la Guía de Adviento 2016

Obras Misionales Pontificias, a través del Secretariado de Infancia Misionera, presenta la guía 'Adviento Misionero 2016' para el tiempo de Adviento. Va dirigido a los agentes de pastoral, catequistas, profesores de religión y animadores para que compartan con los niños la importancia de este tiempo litúrgico previo a la Navidad. Se trata de un material ligado también a la campaña de Infancia Misionera y a su jornada que se celebrará el próximo mes de enero bajo el lema de “Sígueme”.
El Secretariado de Infancia Misionera ofrece este material de animación misionera para niños, “planteamos el Adviento desde una actividad que realizan con frecuencia los niños cuando salen al campo o participan en alguna acampada o campamento: se trata de un rastreo. Hay un objetivo que conseguir y, mediante una serie de pistas, los rastreadores deben llegar hasta él. También nuestro Adviento tiene un objetivo concreto: llegar al encuentro con Jesús en Belén. Cada semana de Adviento vamos a ir descubriendo, guiados por la Palabra de Dios, una pista que nos lleve a vivir bien la Navidad. Esas pistas van a ser la atención, la formación, la paciencia y la sencillez”.
Este cuadernillo dedicado al Adviento Misionero tiene como objetivos: proporcionar a los agentes de pastoral una ayuda para que los niños descubran la naturaleza del Adviento como tiempo de preparación personal y comunitaria para recibir a Jesús en Navidad; integrar en esta actividad el proceso de preparación de la Jornada de Infancia Misionera, teniendo presente el lema de este año, “Sígueme”; colaborar con los educadores para que los niños, desde la escucha de la Palabra de Dios y la oración, descubran la dimensión misionera que conlleva la acogida de Jesús en nuestras vidas; y ayudar a las familias a acompañar a los niños en la realización de las actividades y de los signos que les proponemos para vivir con espíritu misionero este tiempo litúrgico.
Además, el cuadernillo recoge otra actividad misionera de los niños, previa a la Navidad, la conocida campaña “Sembradores de Estrellas”. Presenta unas pautas para preparar esta actividad, así como el texto de la celebración del envío – como pequeños misioneros – a recordar que Jesús nace para todos.
Para descargar la Guía de Adviento Misionero 2016:




4 de noviembre de 2016

CONCURSO DE CHRISTMAS DE INFANCIA MISIONERA

Con motivo de la celebración de la Jornada de Infancia Misionera 2017, con el lema “Sígueme”, Obras Misionales Pontificias y el Secretariado de Infancia Misionera convocan, con vistas a las fiestas navideñas de este 2016, un concurso de christmas, que recogerá la visión de los niños sobre la Navidad.


NORMAS
El concurso consiste en el diseño de una tarjeta con motivos navideños. Se premiará la originalidad y la belleza de la misma.


—El concurso tendrá dos fases: diocesana y nacional.
—Podrán presentarse niños de entre 6 y 12 años.
—El tema de los christmas será la Navidad. Se tendrá  en cuenta también el lema de la Jornada de Infancia Misionera: “Sígueme”.
—Cada participante solo podrá presentar un christmas.
—El dibujo se realizará en una cartulina blanca, tamaño cuartilla, evitando los diseños en relieve para facilitar la edición de los trabajos premiados.  
—Podrán utilizarse los materiales de pintura o dibujo que prefiera el niño autor (lápices de colores, ceras, acuarelas, témperas, etc.).
—En las tarjetas navideñas se hará constar: nombre del participante, edad, domicilio y, en su caso, centro escolar o parroquia en la que participa.
—Todos los christmas que se presenten en el concurso diocesano podrán ser

expuestos en cada Delegación de Misiones, así como en la Dirección Nacional de las Obras Misionales Pontificias.


PRESENTACIÓN
—El plazo del concurso comienza el día 24 de octubre. 
—Los christmas se deben presentar, en la fase diocesana, en la Delegación de
Misiones correspondiente, hasta el día 20 de noviembre. Se mandarán por correo postal a la respectiva Delegación Diocesana de Misiones, indicando en el sobre “Concurso de Christmas de Infancia Misionera”.  
—Los originales deberán presentarse sin doblar, siendo recomendable realizar el dibujo en un tipo de papel algo grueso.
—Un jurado diocesano elegirá dos ganadores, que podrán participar en la fase
nacional.
—Las Delegaciones de Misiones deberán mandar los dos christmas ganadores de la primera fase diocesana, por correo postal, a la Dirección Nacional de las OMP, del 21 al 27 de noviembre, para tomar parte en la fase nacional.
—Del 28 de noviembre al 4 de diciembre, en esta fase nacional, un jurado compuesto por cinco miembros elegirá el christmas ganador del concurso, así como un segundo y tercer premio; el fallo se dará a conocer el día 5 de diciembre de 2016.
—El resultado de la votación, en su fase nacional, se publicará en la página web www.infanciamisionera.es

PREMIOS
—Todos los participantes en la fase nacional recibirán un diploma de la Secretaría General de la Obra Pontificia de la Infancia Misionera.
—El autor del christmas ganador recibirá como premio un ordenador portátil.
—El segundo y tercer premio recibirán un libro electrónico.

—El dibujo ganador podrá ser utilizado como felicitación navideña de las Obras Misionales Pontificias de esta Navidad 2016.

CONDICIONES LEGALES
— La participación supone aceptar estas bases y la inapelable decisión del jurado.
— Obras Misionales Pontificias se reserva todos los derechos sobre las obras
presentadas para su posterior uso.
— Los dibujos no premiados no se devolverán, por lo que se recomienda a los
autores quedarse con una copia.

http://www.omp.es/OMP/infanciamisionera/concursochristamasIM/Bases.pdf